Home

Hoy día calificar a alguien de cínico es insultarlo, porque significa que actúa con falsedad o descaro. Pero originalmente el cinismo fue un modo de vida admirable, e inclusive algunos le consideran una escuela filosófica antigua.

EL vocablo proviene del griego kyon, que significa ‘perro’. Para los cínicos era un honor ser llamados así, ya que denotaba su desprecio por las convenciones sociales y resaltaba su temple moral, rasgo ascético y vida sencilla.

El más célebre de los cínicos es Diógenes de Sínope (413 – 327 a. C.). Este denunciaba la vanidad de la vida materialista y las ciencias, porque no conducían a la verdadera felicidad, la autosuficiencia. Reivindicaba, en cambio, lo individual y lo concreto.

Una tradición cuenta que Diógenes vivía entre perros dentro de una tinaja, donde fue visitado por Alejandro Magno. Viendo las precarias condiciones de vida del filósofo, el rey le preguntó si podía hacer algo para mejorar su situación, a lo que Diógenes respondió: «Sí, apártate, que me estás tapando el Sol».

Lejos de enfadarse por el desplante, Alejandro mostró su admiración: «De no ser Alejandro, yo habría deseado ser Diógenes». maxresdefault

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s