Home

Sin agua es imposible vivir. Gracias a ella, la humanidad dejó de ser nómada, empezó a cultivar la tierra y se estableció en asentamientos.

Montalbán fue fundado por españoles que escogieron el valle al pie de la montaña de la que bajaba abundante agua. Bejuma está rodeada por un río que, según me contó Don Víctor Julio Coronel, era extremadamente caudaloso. De Miranda poco conozco, pero siendo parte de este valle otrora verde y fértil, también ha de haber tenido abundantes fuentes de agua.

Aquella abundancia ha sido mermada por múltiples factores (climáticos, biológicos) de índole global. Sin embargo, existen otros factores evidentes de los que nadie se quiere hacer responsable: urbanización de bosques y montañas, tala y quema indiscriminadas, práctica de la ganadería en las cuencas, etc.

La responsabilidad política de esta situación no recae en un solo alcalde. En el caso de Montalbán, desde el gobierno de Euclides Ruido la insuficiencia de agua ha sido un problema. Ni las bonanzas de la Cuarta República, ni de la Quinta, fueron suficientes para solucionarlo; ni “Rolito”, ni Tulio con su tercer período en curso, y menos los chavistas con todo y el poder absoluto y el realero que manejaron en todos los niveles del Estado.

Tampoco ignoramos que Hidrocentro es la primera responsable. Nunca se ha hecho público en el eje occidental cuánto dinero recauda, en qué los invierte, sus proyectos, los estudios periódicos que debe hacer sobre la calidad del agua que bebemos. Solo sirve para cobrar, pues si reclamas en Montalbán, te rebotan a Bejuma, y de Bejuma a Valencia. Supongo que en Valencia te mandarán a reclamar al “CDLM” (Cuartel De La Montaña). Siendo pública, se maneja con el secreto de una empresa privada.

Pero si el viento sigue soplando a favor de un Estado más descentralizado, los alcaldes deben tener preparados sus proyectos para solucionar (de verdad) el problema del agua. Algunas de las medidas se pueden tomar desde ya:

1-Repasar la pirámide de Maslow.

2-Impulsar en la Asamblea Nacional leyes para proteger nuestras montañas, de manera que sean adecuadamente reforestadas, cuenten con vigilancia y saneamiento permanentes para evitar la tala, la quema y la urbanización. Esto porque los pozos profundos no generarán agua eternamente.

3-Impulsar en la Asamblea Nacional la municipalización de la gestión del agua. O sea, eliminar Hidrocentro y que los municipios se encarguen del servicio.

4-Ampliar y mantener vigiladas y limpias las cajas de agua.

5-Prohibir y sancionar la construcción de ranchos y casas en las montañas.

6-Limitar la construcción de nuevas viviendas en el municipio hasta que no se regularice de forma sostenida el flujo del vital líquido.

7-Denunciar ante la Fiscalía a los funcionarios que supuestamente venden el agua a la población.

Grandes problemas requieren grandes soluciones. Si algún alcalde es superado por nuestra propuesta, mejor renuncie, pues si no es capaz de tener visión y constancia para luchar por su pueblo sorteando cualquier tipo de dificultades, las excusas solo le servirán para llegar a las próximas elecciones y engrosar la lista de exalcaldes que no hicieron nada.

Foto: Facebook de Oscar Osorio Manzo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s