Home

Como ningún fenómeno físico es eterno, ni siquiera los más feroces regímenes totalitarios, en cambio la necedad humana sí es recurrente, tal como muchos previmos llegó el día en que son cada vez más altisonantes los reclamos de los camaradas hacia el gobierno que por más de una década ellos mismos se han procurado.

Y es que ya el muerto (el socialismo del siglo XXI) empezó a heder. Tan pronto se hace cada vez más evidente el fracaso de la férrea estatización de todo cuanto al gobierno revolucionario se le ha antojado y las consecuencias empiezan a golpear el bolsillo y la paciencia de los “colahacientes”, desde las mismas filas (valga el paralelismo con las colas) revolucionarias se escuchan improperios contra el del bigote y la pandilla de ineptos que le circundan en el ejercicio de un poder que hace tiempo dejó de estar en manos del pueblo, incluidos los “rojivotantes”.

Desde “¡Ese Maduro no sirve para una m..!” o “¡Hay que sacarlo ya!” hasta el impensable “Aquí hace falta un Pérez Jiménez” que espetó una señora que no hace mucho hizo una cola (una de tantas) para pasar cerca del féretro del padre de la criatura llamada socialismo del siglo XXI, son las frases de moda, y lo más fascinante de todo es que no provienen de los fascistas de la ultraderecha ni de estudiantes hijos de papá y mamá, aunque también llegará el día, se los aseguro, en que los camaradas serán tratados como traidores si siguen quejándose.

Pero ojalá con quejarse bastara. Un sentimiento de ironía me embarga, aunque en parte los entiendo porque recién empiezan a apartar sus compromisos ideológicos ante una aplastante realidad que afecta sobre todo los bolsillos y la paciencia, porque algunos de estos camaradas, al igual que no pocos opositores de antaño y sus dirigentes, creen que la solución a todo este desastre económico y político vendrá o bien con las elecciones parlamentarias, o con una eventual renuncia del Presidente de la República ante la protesta masiva pero pacífica del pueblo. Otros fanáticos del género ficción esperan que militares apegados a la Constitución y a los intereses del pueblo den un golpe de Estado para poner orden (risas).

No señores, nada de eso sucederá. ¿Cuántas veces las protestas pacíficas o violentas han logrado algún cambio en Venezuela si no ha sido con el apoyo de las Fuerzas Armadas? ¿Y cuándo una elección en estos últimos 15 años ha servido para equilibrar la balanza de poder? ¿Habiendo sacado de la Asamblea a María Corina Machado, la que aunque nos caiga mal se ganó su curul voto por voto, de verdad cree alguien que Cabello y los suyos permitirán convertirse en minoría en el Legislativo? Algunos siguen creyendo que sí, yo me sentaré a esperar que no suceda por todas las tácticas que empleará el gobierno.

Y finalmente, ¿Alguien puede creer que el único sector de Venezuela que ha recibido buenos aumentos de salarios y beneficios económicos importantes, además de poder político y el de las armas que por naturaleza tienen, morderá la mano del que le da de comer? Sigan durmiendo de ese lado.

Por eso no creo en cadenas de WhatsApp llamando a paro o anunciando saqueos, ni en las premoniciones de Lucio Quincio sobre el fin del gobierno, ni en fábulas de Baduel dirigiendo un golpe, mucho menos en la comunidad internacional preocupada por Venezuela.

Creo sí que esta pesadilla se acabará cuando los que con sus votos convirtieron esa criatura del socialismo en el monstruo que ahora es, se arrechen de verdad y salgan a la calle a hacer lo que haya que hacer y no se conformen con un dakazo, o con la promesa de otra de tantas misiones, para votar por el futuro y no por una farsa manipulada con el legado de un difunto.

Solo el voto o la protesta masiva y activa (no solo la queja) de chavistas y no chavistas podría marcar una diferencia. Ya una parte lleva años haciéndolo ¿Y la otra?

Si las quejas no transcienden a acciones, como estoy seguro que sucederá cuando les ordenen votar por los candidatos que prolonguen el legado del Comandante, todo seguirá igual y solo quedará apagar la luz e irse.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s