Home

Por: Carlos Sánchez.

En el discurso político moderno de cualquier tendencia, hay un concepto muy utilizado para exigir fidelidad y compromiso a los que apoyan un gobierno o un partido. Hoy más que nunca vocablos como patria, patriota, compatriota, apátrida, patria o muerte, en fin…patria con lo que sea, están de moda. Se repiten sin saber qué significa realmente “patria” y esta se confunde con sus símbolos. Por eso hoy la patria es sobre todo un hechizo, ante cuya pronunciación reaccionan inconscientemente millones de ciudadanos. No por nada Hitler, por todos conocido, vociferaba en cada discurso que todo lo que hacía era “¡Por la patria!”, y así legitimaba sus atrocidades ante las masas.

La patria no es una persona divina, ni una fuerza superior a los ciudadanos. La patria es el conjunto de bienes que permiten desarrollar la vida material en una comunidad. Por supuesto es un valor, eso sí, pero no es algo a lo que se deba una obediencia ciega, explico por qué. En sentido estricto, la patria son los bienes comunes de un pueblo o una ciudad, así se entendía en el siglo X cuando empezó a utilizarse el término para referirse a los bienes administrados por el obispo de una diócesis y del cual se beneficiaban sus fieles. Hoy, la patria sería la infraestructura, los servicios (educación, salud, seguridad), etc. De modo que cada ciudad o pueblo tiene su patria, sus bienes, lo suyo, lo común a todos.

Fue en el siglo XIII cuando se le empezó a dar un carácter nacionalista e idealista a la patria. Los reyes, una vez debilitados el Imperio y el feudalismo (con la Iglesia como administradora de bienes espirituales y materiales) e instaurado el absolutismo (modelo político en el que empezaron a formarse las naciones que hoy conocemos) para tener un mejor dominio sobre sus territorios utilizaban el concepto de patria y enviaban a sus súbditos a luchar en Las Cruzadas y a cobrar impuestos por la cristiandad, por el rey y por la nación. En este sentido los franceses fueron los pioneros en la idea de identificar la patria con el sentimiento nacional sobre todo en la Guerra de los Cien Años en el siglo XV durante la cual Juana de Arco se refirió a Francia como “dulce”, “bella” y “santa”. Este “sentimiento nacional” se extendió a toda Europa y fue reeditado por la Revolución Francesa, proceso que, como sabemos, influyó en la Independencia de América y en los libertadores. Por eso hay tantos monumentos patrios y tanto empeño en querer parecerse al Libertador, el “Padre de la Patria”.

No es raro entonces que en medio del culto bolivariano que hoy se practica, se evoque esa errónea idea de patria desarrollada por los franceses, muy útil para los reyes y para los regímenes centralistas y absolutistas contemporáneos.

Evocar el sentimiento nacional está bien si se tiene en cuenta el significado original de patria que ya abordamos arriba, y a la luz de él es un disparate superponer la “patria” a la inseguridad, la falta de vivienda, el desempleo y la falla de los servicios. No se puede decir que la patria está primero cuando es la patria la que padece los problemas.

Por eso hay que decirlo claro y raspa’o: la patria no es la bandera, ni el himno, ni el escudo, ni Bolívar, ni Chávez, ni Capriles. La patria son las calles por las que transitamos, los hospitales, las escuelas, las instituciones que deberían protegernos y las que deberían representarnos, la cultura, las canchas, las plazas, los parques, las viviendas, las empresas, los negocios…esa es la patria.

¿Cree usted que aquí realmente importa “la patria”? En mi humilde opinión creo que es lo que menos importa aquí y que los verdaderos apátridas la tienen descuidada aunque la usen como consigna, y no es precisamente el “imperio” quien la profana, sino los mismos “compatriotas”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s