Home

Conversando con mis participantes del curso de Filosofía de la Educación planteábamos la necesidad de conocer al venezolano, destinatario de nuestra profesión, en su realidad concreta y no como hipótesis o concepto. Antes de concluir que la educación debe aportar a los estudiantes las herramientas intelectuales que le permitan comprender su propia realidad, teorizar sobre ella y aplicar el cúmulo de conocimientos universales necesarios para solucionar los problemas concretos de su cultura, nos dimos cuenta de ciertos rasgos de hipocresía que caracterizan a esta última.

Nominalmente el socialismo es la forma de organización de nuestra sociedad, pero ¿realmente los venezolanos pensamos, sentimos y actuamos conforme a la solidaridad y la igualdad social y sobretodo la justicia de la cual se jacta el socialismo comunista? ¿Estamos convencidos de que está bien quitarle al que
tiene mucho para satisfacer la necesidad de quien tiene poco o nada? ¿Es malo el capitalismo? Estas interrogantes y otras similares fueron respondidas por los muchachos y muchachas de mi clase, luego de un intenso pero muy respetuoso y cordial debate. Comparto con ustedes algunas reflexiones hechas en clase a las cuales asintieron casi unánimemente por igual quienes se confesaban tanto chavistas como opositores.

Aún cuando en la última década nos han dicho que el capitalismo es malo, a todos nos gustaría disfrutar los beneficios y las ganancias por nuestro trabajo, esfuerzo y riesgo de inversión sin la amenaza de que nos sea arrebatado por leyes injustas; más aún coincidimos en que el Estado debería garantizar una economía estable que le permita a los pequeños empresarios y comerciantes (bodegas, peluquerías, zapaterías, carpinterías, tienditas, carnicerías, etc.) poder crecer de acuerdo a su propio esfuerzo, lo cual generará oportunidades de empleo que sirvan a los pobres para surgir económicamente.

La realidad es que las grandes empresas (capitalistas) comenzaron como pequeños negocios que crecieron gracias al esfuerzo de sus propietarios y su responsabilidad social hacia los empleados. El Estado no debería entonces instigar a las empresas que generan los mejores empleos, con excelentes beneficios, sino estimular su actividad y fiscalizar y regular condiciones laborales óptimas para sus trabajadores. A todos nos gustaría ver crecer un negocio propio, con empleados que no nos los quiten y sin un gobierno asfixiante.

Otra realidad discutida fue la de las invasiones. En principio varios justificaron tomar terrenos ajenos por la simple razón de la necesidad de vivienda. Luego de un sencillo análisis, ninguno estuvo de acuerdo en donar el patio de su casa o la mitad de su vivienda a alguien que no posea una: ni siquiera tratándose de mí, que soy profesor. Pronto surgieron varias atenuantes a la necesidad extrema de vivienda: es el Estado quien la debe garantizar y planificar; cada quién debería trabajar o esforzarse como los demás; antes de expropiar, el Estado debe dialogar con el propietario sobre la utilidad de su propiedad y tratar de extraer su utilidad social sin excluirlo.

En fin, advertí que no sólo los adultos sino también las nuevas generaciones son capitalistas hasta los tuétanos pues, aún cuando vivimos en socialismo, el venezolano particular, concreto, vote por quien vote, no quiere que le quiten lo suyo, sea poco o mucho, un rancho o una mansión, un tarantantín, o una fábrica, una moto, un Hummer, un terrenito o un hato. Más aún, quienes aprueban las expropiaciones las consideran injustas si llegaran a ser víctimas de ellas y se preguntan “¿por qué me van a quitar algo que me costó tanto, o le costó a mis padres o mis abuelos?”

Entonces es un socialismo de la boca para fuera, sin convicción. Máscaras abajo entonces, dejémonos de charlas y aceptemos que el comunismo es una tontería que sencillamente NO NOS GUSTA, ni a usted camarada, ni a usted opositor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s