Home

La igualdad es una condición según la cual no existe diferencia alguna entre individuos de una misma especie. Tratándose de seres humanos, en la actualidad el concepto de igualdad adquiere connotaciones sociales, políticas y jurídicas pues, según este postulado, todos tenemos los mismos deberes y derechos, y la discriminación por cualquier causa es condenada en la mayoría de los sistemas políticos actuales.

El hecho de que hoy la igualdad sea un ideal de la humanidad se debe a la aparición de la doctrina liberal (anterior al socialismo), siendo la Revolución Francesa, ideológicamente basada en la Filosofía de la Ilustración, el movimiento que universalizó la “Libertad e Igualdad” como derechos fundamentales de todo  ser humano. Siendo una doctrina democratizante contraria a los monarcas y sus privilegios, el Liberalismo aspira el ejercicio libre de las capacidades del individuo, en especial para el desarrollo de la ciencia y la economía sin otro límite que su consciencia, relegando el Estado a una función guardiana de la libertad unción individual.

Las catastróficas consecuencias de este individualismo se reflejaron en la sociedad Europea y sus colonias en los siglos XIX y XX, donde a pesar de haber fundado repúblicas liberales, el Estado se ocupó sólo de la defensa de la soberanía territorial y de la administración contable de la nación. La planificación de la economía pasó a ser una función privada, de modo que los empresarios y comerciantes (burgueses) dictaminaban la dinámica de producción, costo y precio de venta de un producto, sin importarles los altos niveles de pobreza e injusticia en las que vivían sus obreros y la población en general.

En este contexto surgió el Socialismo como cuerpo de doctrinas que buscan equiparar las condiciones socioeconómicas de todos los ciudadanos según el principio de igualdad, lo cual sólo es posible (supuestamente) mediante la abolición de las diferencias –sobretodo económicas – que generan las clases sociales. Mientras el liberalismo se proponía minimizar la acción del Estado para que el individuo actuara según su beneplácito, el socialismo instaura un Estado fuerte que regula la acción individual con la finalidad de lograr el bien común.

La historia nos ha enseñado que ambas doctrinas, consideradas de forma ortodoxa, han fracasado, pues tal ha sido el destino tanto de la capitalista Europa Occidental como el bloque socialista soviético, lo mismo U.S.A. que Cuba y en un futuro Venezuela. Irónicamente ha sido la desigualdad la causa del fracaso en los países socialistas cuyos gobiernos pretenden abolir las diferencias socioeconómicas cometiendo injusticias, apropiándose (expropiando) de todo cuanto le sea posible (con la excusa de entregárselo al pueblo) y alimentado una clase política parásita que termina convirtiéndose en una oligarquía.

En los países liberales (y neoliberales) el fracaso ha venido de una visión individualista del ser humano, dónde el bienestar social está supeditado a la producción de riquezas (particulares), de la explotación indiscriminada de la naturaleza y la exclusión de las mayorías de los beneficios obtenidos por la producción de bienes y servicios. Hasta el más revolucionario de todos quiere ser propietario, tener lo suyo, poder venderlo, arrendarlo o asta heredarlo a sus descendientes con papeles y todo, eso es la propiedad privada.

Lo extraño es que generalmente los enemigos de la propiedad privada son quienes más se esfuerzan por cuidar la suya, la cual no es poca: fincas, empresas de transporte, centros comerciales, empresas de alimentos, hatos ganaderos, cuentas bancarias en dólares, etc. Ni siquiera esos predicadores del igualitarismo actúan coherentemente, porque aún cuando la igualdad sea un noble ideal, el capitalismo está en los genes de la humanidad.

La meta debe ser lograr una igualdad próspera y no igualarnos forzosamente (igualitarismo) hacia la pobreza mientras unos pocos hipócritas -revolucionarios chimbos- se llenan los bolsillos. El pueblo también quiere ser propietario de apartamentos y negocios ¿o acaso usted no?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s